La ECHA, junto con la Comisión Europea, apoyará a los Estados Miembros y a la industria para hacer frente a la escasez de desinfectantes. La Agencia también ampliará algunos de sus plazos para ayudar a las empresas químicas.

 

La ECHA está tomando medidas para apoyar la acción de la UE en la lucha contra la pandemia causada por la enfermedad del coronavirus (COVID-19).

 

La Agencia, junto con la actual Comisión Europea, apoyará a los Estados miembros y a la industria para hacer frente a la escasez con el suministro de desinfectantes, que se ha convertido en un problema crítico en varios Estados miembros de la UE.

 

Bjorn Hansen, Executive Director de la ECHA ha manifestado que: “Es esencial asegurar que haya suficientes desinfectantes disponibles para los profesionales de la salud y los ciudadanos europeos. El principal factor limitante parece ser la disponibilidad de las sustancias activas utilizadas en estos biocidas, en particular el isopropanol, el 1-propanol y el etanol. Estamos trabajando, junto con la Comisión, en acuerdos especiales para ayudar a los Estados Miembros y a las empresas a comercializar más desinfectantes lo antes posible”. Pronto se darán más detalles sobre acciones concretas.

 

Los plazos para ciertos procesos también se manejarán de manera flexible, incluyendo el pago de facturas. Para ciertos plazos que finalicen entre ahora y finales de mayo de 2020, las empresas recibirán una prórroga de dos meses. Esto se aplica a los casos en que las empresas no han proporcionado inicialmente un registro completo de sus productos químicos y se les concedió un plazo final entre marzo y mayo de 2020, así como a las solicitudes de información adicional relacionadas con las reclamaciones de confidencialidad.

 

También se aplicará una prórroga de 30 días para que las empresas formulen observaciones sobre los ECHA’s draft decisions en los casos en que se considere que un registro no cumple los requisitos legales.

 

Próximamente se publicará más información sobre estos acuerdos y también se informará directamente a los responsables a través de los sistemas informáticos de la ECHA.

 

Más información

Comparte esta información: