El 12 de julio, el Gobierno británico ha presentado su esperado The future relationship between the United Kingdom and the European Union

El Reino Unido vuelve a confirmar su deseo de, por un lado, abandonar tanto el mercado interior europeo como la unión aduanera y, por otro, mantener una relación económica lo más estrecha posible. En síntesis, propone:

  1. Un área de libre comercio sin aranceles para bienes, incluidos los productos agroalimentarios, que se materializaría a través de un acuerdo aduanero englobando el territorio del Reino Unido y de la UE. Un acuerdo aduanero que se fundamentaría en un único cuerpo normativo reflejo de la regulación europea para productos manufacturados, agrícolas, pesqueros y alimentarios.
  2. Participación del Reino Unido en tres agencias europeas clave, como la química (ECHA), la de seguridad aérea y de medicinas (EMA), contribuyendo a su financiación; pero con un estatus distinto al de Estado miembro de la UE.
  3. Disposiciones específicas para servicios y digitalización, incluyendo la libre circulación de datos y con un capítulo específico para servicios financieros. Sin embargo, no incorporaría la libre circulación de personas.
  4. Un marco para la cooperación en energía, transporte y otros sectores, como el académico.
  5. Una asociación en materia de seguridad y defensa.

Según el Gobierno británico, estas propuestas permitirían solventar el que sigue siendo el principal escollo de la negociaciones, es decir, cómo evitar el restablecimiento de la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte.

Por su parte, el Jefe Negociador de la Comisión Euorpea, Michel Barnier, ha dado la bienvenida a estas propuestas afirmando que serán analizadas a la luz de las directrices acordadas por la UE27, entre cuyos principios se encuentra la salvaguarda de la integridad del mercado interior europeo y la indivisibilidad de sus cuatro libertades.

La semana del 16 de julio está prevista una nueva ronda negociadora en la que se espera avanzar en la finalización del Acuerdo de Retirada, el cual incorpora el periodo transitorio de 21 meses, y que, para cumplir con el calendario previsto, debería estar listo para su adopción en el Consejo Europeo de 18 de octubre.

Puedes consultar también la información de la Jornada sobre BREXIT: Situación Actual y Perspectivas. Un reto para el Sector Químico

Comparte esta información: